Monday 11 july 1 11 /07 /Jul 07:25

cuando un inmueble pertenece a más de una persona, los propietarios se encuentran ligados por una relación de comunidad de bienes, regulada en los artículos 392 y siguientes del Código Civil.
Las características principales de este tipo de propiedad, son que los condueños están obligados al sostenimiento de los gastos del inmueble, en proporción a su participación en el inmueble, que ninguno puede realizar obras sin consentimiento de los demás y que nadie está obligado a permanecer en la comunidad pudiendo, en caso de desacuerdo, pedir la venta en pública subasta del inmueble de referencia.
Cuando el inmueble se encuentra dividido en huecos, pisos o locales, los dueños de los mismos están obligados a constituirse en Comunidad de Propietarios, en la forma que regula la Ley de Propiedad Horizontal de 1.960.
Básicamente, en la comunidad de propietarios de un edificio por pisos y/o locales, existen dos tipos de relaciones: las que tienen entre sí los dueños de cada piso o local, si son más de uno, y las que tienen entre ellos los dueños u ocupantes de todos los pisos o locales.
En una comunidad de propietarios, todos ellos son, además, propietarios de las zonas comunes, esas partes del edificio que son de uso común (escaleras, ascensores, tejados, bajantes, etc). Por ello, todos los propietarios están obligados a contribuir al pago de esas cargas, en la proporción que se haya determinado en los estatutos de la comunidad. Si alguno de los propietarios dejase de atender los correspondientes recibos, el propio Presidente de la Comunidad, en un proceso judicial muy rápido, puede ejecutar la deuda, llegando incluso al embargo de la vivienda o local del propietario moroso.
Una cuestión digna de señalar es que, aunque la vivienda o local esté alquilado con los gastos de comunidad a cargo del inquilino, si no se atiende el pago de los gastos de comunidad, la responsabilidad será siempre del dueño.
En una comunidad de vecinos, igual que en una comunidad de bienes, ninguno de los propietarios puede hacer obras que afecten a elementos comunes, sin permiso del resto de propietarios quienes, reunidos en Junta de Comunidad, son los que acuerdan por mayoría en régimen de convivencia y todo lo relativo a los elementos comunes.
Otra cosa que le está vedada al dueño u ocupante de un piso o local que forme parte de una comunidad de propietarios, es la realización de actividad alguna que sea molesta, insalubre, nociva, peligrosa o ilícita. Por lo tanto, si en su comunidad existe algún vecino particularmente ruidoso, o que ejerza alguna actividad del tipo de las señaladas, pueden los vecinos impedirlo, usando el cauce judicial correspondiente. Incluso, en un caso como este, un vecino cualquiera puede impedir el ejercicio de tales actividades, aunque el resto esté de acuerdo en consentirlo.
Si ustedes es propietario de una vivienda o local, que forme parte de una comunidad, debe saber también que está obligado a permitir la entrada en su propiedad para realizar reparaciones u obras necesarias para el resto de la comunidad y, de la misma forma, está obligado a realizarlas cuando se trate de obras de reparación o conservación de elementos comunes, si bien, en este caso, el coste de la obra habrá de soportarlo la propia comunidad (Ud. incluido).
Una cosa importante que debe Ud. conocer, si es propietario de una vivienda o local que forme parte de una comunidad, es que si no está Ud. conforme con algún acuerdo que se haya tomado en la Junta, dispone de un plazo de tres meses para impugnarlo y, si el acuerdo es contrario a los Estatutos o las leyes, el plazo será de un año, siempre a contar desde el día siguiente a aquel en que se celebró la Junta. Pasados estos plazos, nada podrá Ud. conseguir en el sentido de anular el referido acuerdo.
Y dos cosas más. Si el presidente de la Junta se elige por sorteo, y le toca a Ud., debe saber que no puede renunciar al cargo. Solamente podrá plantear la cuestión al Juez, en el plazo de un mes desde que sea elegido. El Juez resolverá atendiendo a las razones que Ud. le presente. Y si su resolución es que no estima su petición, habrá de seguir en el desempeño del cargo, de forma obligatoria, hasta en cumplimiento del mandato. La segunda es que la administración podrá encomendarse a un administrador profesional, quien habrá de rendir cuentas a la Junta de Propietarios pero que, en todo caso, habrá de desempeñar sus funciones con la honestidad que se exige a un buen padre de familia.

Por Vertical. Administración de Fincas - Publicado en: propiedad horizontal - Comunidad: Vertical. Administración de Fincas
Volver a la página principal

Presentación

Categorías

Calendario de artículos

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>

Recomendar

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados