Renovar el 20% de casas de más de 30 años crearía 14.000 empleos

Publicado en por Vertical. Administración de Fincas

La presidenta de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de la provincia de Las Palmas destaca la importancia que tiene la rehabilitación en la generación de riqueza en las islas. Gil insiste en que las administraciones deberían trabajar en acabar con la burocracia que obstaculiza el trabajo empresarial.

— ¿Por qué la renovación turística es clave para el futuro del sector de la construcción?
—  La renovación es clave para Canarias en su conjunto porque el turismo es nuestra industria más potente. La asociación del turismo con el sector de la  construcción, podría dar un vuelco a la situación económica. La fuerza multiplicadora de este binomio está siendo subestimada y se debe pasar ya  de la teoría a la práctica.

— ¿Qué escollos está encontrando esta iniciativa?
—   Por lo que respecta a los empresarios, y a sus organizaciones, hemos hecho lo que teníamos que hacer. Los que han sobrevivido se han dimensionado y reinventado y hemos puesto sobre la mesa múltiples fórmulas y alternativas que cuentan con un marco jurídico propicio. Los empresarios han dado fuertes pasos al frente, Canarias es un foco referente respecto de los inversores, pero las cosas no terminan de cuajar. El escollo más dañino es la indiferencia, la pasividad y la burocracia.

— ¿Cree que la Administración está suficientemente implicada con la renovación turística?
—  No. La implicación pasaría por crear un espacio de interlocución y gestión directa. Gobierno - Confederaciones de Empresariales, en equipo, tomando decisiones y ejecutando acciones como apisonadora, por encima de tecnocratismo, el nonismo, las siglas políticas, las cuitas y los ombligos, en definitiva ¡con lo que hay que tener!. 

— ¿Qué medidas cree que serían eficaces para impulsarla desde las administraciones?
—  Pues eso, que no tomen más medidas. Los impulsos desde las administraciones no son impulsos. Los verdaderos impulsos vienen del tejido productivo y sus trabajadores. Las administraciones públicas sólo deberían remover obstáculos, facilitar las acciones dinámicas, dejar trabajar. No necesitan generar tanto papel y procesos, que nos dejen trabajar y se limiten a constatar que lo que se ha dicho que se iba a hacer es lo que se ha hecho.

— ¿Cree que la nueva Ley de Rehabilitación y Modernización Turística es un buen instrumento?
—  En la parte de rehabilitación, porque en el resto estoy en desacuerdo, se eliminan obstáculos y soluciona algunos problemas que tenía la rehabilitación. La ley canaria asume una de las novedades de la ley estatal como evitar que los ayuntamientos cobren plusvalías generadas por la rehabilitación que, en caso contrario, harían inviable la misma.

— ¿La falta de crédito es el principal problema para que el sector privado se lance a la rehabilitación turística?
—   La falta de crédito ahora mismo es también consecuencia del circuito que se ha creado entre la banca y las administraciones. Se les rescata, sanean sus balances y hasta obtienen beneficios, pero luego le compran deuda a la administración y prestan sólo a sus clientes del SAREB y a la supersolvencia y hasta a éstos últimos los masacran. Nosotros estamos trabajando como hormiguitas para conseguir financiación a las comunidades de propietarios, tanto a las de complejos extrahoteleros como a las de ciudad y nuestras empresas asociadas. Estamos trabajando con una entidad financiera y el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad está implicadísimo en ello y podría haber una salida interesante para la rehabilitación.

— ¿Cuál sería esa salida?
—  Lo explico con un ejemplo: Cuando una comunidad de propietarios quiere rehabilitar su edificio no tiene capacidad de negociar ante una entidad financiera porque sus ingresos son exclusivamente las cuotas de los vecinos. Por ello, la Aecp propone al Gobierno regional y a la entidad financiera que cuando la comunidad de propietarios contrate a una empresa, esta puede pedir el crédito para esa rehabilitación. Por otro lado, la empresas pública Sogapyme, a través de un aval del Gobierno garantiza al banco el pago. Al mismo tiempo, nosotros como asociación tramitamos a la comunidad de propietarios subvenciones a las que tienen derecho y que se endosarán a la empresa que lleva la obra, para que cobre y pueda afrontar a su vez los pagos al banco. 

— ¿Sólo afectará a los edificios urbanos?
—  No. Nuestra intención es hacer lo mismo con los empresarios extrahoteleros. Aquellos complejos extrahoteleros que estén en manos de comunidades de propietarios también los incluiremos en este paquete. Proporcionando financiación a los clientes de nuestros asociados promovemos la rehabilitación de las zonas turísticas.

— ¿Qué áreas cree que son prioritarias para renovar en las Islas?
—  No es cuestión de áreas es cuestión de dónde está la oportunidad. Y la oportunidad está en un marco normativo estatal muy propicio a nuestras propuestas en el ámbito turístico, de patrimonio histórico, y urbano. Una oportunidad que no dará sus frutos si no nos damos mucha prisa en ponerlo en marcha. Las áreas, todas.

— ¿La renovación podría traer un nuevo y mejor modelo del sector turístico?
— Sobre el modelo del negocio turístico no me corresponde hablar. Para eso están mis colegas de la FEHT. No obstante, nosotros estamos muy atentos a los nichos evolutivos del sector turístico y estamos preparando un programa con la Cámara de Gran Canaria, donde estamos implicados ambos sectores para promover la venta en mercados como Rusia o Suecia nuevos productos vinculados a complejos que previamente han de ser rehabilitados. Lo presentaremos este mes.

— ¿Cuántos puestos de trabajo supondría la renovación turística?
—   Piense que cada millón de euros invertido en rehabilitación se crean entre 50 y 60 empleos, sin contar el efecto que ese producto final seguirá teniendo sobre el empleo. Por ejemplo, si pudiéramos salvar los 31 convenios de rehabilitación firmados entre el Gobierno de la Nación, el Ejecutivo canario y los ayuntamientos, que en este momento están en la cuerda floja, podríamos crear más de 25.000 empleos y sólo necesitaríamos seis meses para ponerlos en marcha. Nosotros sabemos y podemos. Hay que hacerlo y hay que hacerlo ya. Rehabilitando sólo el 20% de las viviendas que tienen entre 30 y 50 años crearíamos más de 14.000 empleos. Unos y otros tienen sus razones, que no entro a comentar, pero como decía mi madre obras son amores…. y aquí en lo que hay que pensar es que hay miles de familias en situación límite y miles de empresas cerrando sus puertas. No caben excusas, sólo cabe arremangarse y agarrar el toro por los cuernos.

— ¿La construcción en Canarias ve luz al final del túnel?
— Ya vemos el túnel, la luz no depende sólo de nosotros, o se promueve la inversión y se incentiva a los productores o no se creará empleo y el desempleo, la desinversión, la presión fiscal, y la burocracia son incompatibles con la luz.

Etiquetado en propiedad horizontal

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post