La juez condena a Ferrovial y una gran promotora a reparar daños en unos pisos

Publicado en por Vertical. Administración de Fincas

Una juez de Bilbao ha condenado a Ferrovial-Agroman, una de las mayores constructoras de España, y a Vizcaína de Edificaciones, una de las principales promotoras inmobiliarias vascas, a reparar un rosario de deficiencias de construcción en un edificio de viviendas en Barakaldo. Los defectos, que la sentencia detalla de forma prolija, se registran tanto en parte de los propios pisos como en elementos comunes de la edificación, garajes, trasteros e incluso en la urbanización de la plaza a la que se asoma el inmueble, en pleno centro de la localidad.

La comunidad de propietarios de la Residencial Bide Onera, que suma 96 viviendas, presentó en 2008, cuatro años después de que comenzarán a entregarse aquellas, una demanda contra la promotora al constatar la existencia de defectos constructivos e incumplimientos en la memoria de calidades, deficiencias que fueron aumentando a medida que los residentes usaban sus casas y las instalaciones comunes. La demanda, dirigida por los letrados Alberto Ruano y Nuria González, recalcaba que, aunque la promotora y la constructora habían ido atendiendo pequeñas reparaciones "puramente estéticas" no habían resuelto la mayoría de las reclamaciones. La causa se amplió luego a la constructora y los arquitectos y el aparejador del proyecto.

40 deficiencias

Los pisos, construidos sobre uno de los mejores solares de Barakaldo y cuyos precios superaban los 300.000 euros, se vendieron como viviendas de lujo con acabados de primera. Esta residencial fue la última de las principales promociones inmobiliarias realizada en el centro de dicha ciudad.

La juez rechaza la alegación presentada por Ferrovial de que la acción había prescrito y considera acreditado que las quejas de los vecinos fueron continuas desde la entrega de los pisos, reclamaciones que la promotora trasladó a la constructora hasta el año en que se presentó la demanda.

La sentencia va repasando el propio informe pericial de los demandantes y aceptando o no sus peticiones. Finalmente, ordena reparar en un plazo de cuatro meses un total de 40 deficiencias de diversa índole sobre las 65 planteadas. Las obras se agrupan en cuatro bloques y la juez ordena que las ejecuten a su cargo unos u otros de los demandados. La promotora figura en los cuatro casos y Ferrovial, en tres.

El fallo no es firme, ya que la defensa de la constructora ha anunciado que recurrirá.

Etiquetado en derecho

Comentar este post