La inmundicia vivía arriba

Publicado en por Vertical. Administración de Fincas

Los vecinos de las 174 Viviendas del Puente de Taco, en el barrio santacrucero de San Pío X, pueden dormir desde ayer un poco más tranquilos con un foco de conflictos menos. Hace dos años uno de los inquilinos abandonó su vivienda y desde entonces el resto de residentes han tenido que sufrir malos olores, la presencia de ratas y los ruidos de ocupas de manera constante. En su interior, convertido en un foco de infección, se encontraron botellas vacías utilizadas como urinarios y ceniceros, bolsas de basura, comida podrida y muebles abandonados. 
Ahora el Ayuntamiento ha intervenido para limpiar todas las estancias de esta casa propiedad de Viviendas Municipales. Con esta medida, el resto de la comunidad de propietarios podrá seguir con su vida normal sin sufrir por no saber lo que podría pasar en el último piso del bloque 7. 
Esta actuación responde a una demanda reiterada de la asociación de vecinos de este barrio. La casa, cuando se finalicen los trabajos de retirada de enseres y escombros y ya no sea un foco de infección para el resto de inquilinos será tapiada bajo supervisión de un notario a petición del Ayuntamiento capitalino. Con esta medida serán seis las viviendas cerradas de forma completa en este barrio, para lo que se emplearán bloques de hormigón en puertas y ventanas. El objetivo es que nadie pueda colarse en su interior. 
Esta situación no ocurre en todos los barrios de la capital, aunque sí predomina sobre todo en zonas donde las viviendas son otorgadas por el Consistorio a las personas con escasos recursos.
El planteamiento de Viviendas Municipales es que un inmueble que no se use y que además sea un punto de insalubridad para el resto de la comunidad de forma inmediata pase a ser utilizado por una nueva familia que lo necesite realmente y que sepa darle un buen uso. El concejal del Distrito Ofra-Costa Sur, Dámaso Arteaga, aseguró que "hay que distinguir, porque no todos los vecinos tienen este tipo de actitudes y no se puede generalizar bajo ninguna circunstancia". Además, estimó que dentro del distrito del que es concejal "hay al menos unas 15 viviendas propiedad del Ayuntamiento en estas mismas circunstancias de abandono y sobre las que tenemos previsto intervenir". 
Años de espera
Cristóbal Darias, presidente de la Asociación de Vecinos de las 174 Viviendas del Puente de Taco, alabó la iniciativa del Ayuntamiento ya que "al fin" les han hecho caso en esta problemática que sufren desde hace años. Para los residentes del bloque se han acabado los malos olores, los ruidos, así como gran parte de la inseguridad que reinaba en el edificio y "la presencia de alguna rata que otra". Este representante vecinal es uno de los que más ha sufrido de forma directa este abandono, ya que su casa está situada justo debajo del inmueble que ha sido desalojado por las autoridades. 
Estas casas fueron entregadas en el año 1997. Aunque recibieron un nuevo nombre, debido su actual ubicación, siempre han sido denominados como los vecinos del viejo San Pío X. Sus anteriores viviendas fueron tiradas y sobre ellas se construyeron nuevos edificios que tardaron poco tiempo en parecer antiguos, sucios y abandonados. 
Estas 174 Viviendas Puente de Taco aglutinan a unos aproximadamente 1.000 vecinos en trece bloques de viviendas. En concreto, el edificio que fue intervenido ayer tiene cinco plantas y cada una de ellas dispone de dos viviendas que incorporan salón, cocina, baño y hasta cuatro habitaciones, todas con vistas al exterior. Además, este bloque fue destinado en el momento en el que se dieron las llaves a personas con algún tipo de discapacidad física. 
Ante esta circunstancia, con una casa vacía y que ahora será rehabilitada, Darias explicó que su nuevo destinatario "podría ser cualquier otro vecino del barrio que realmente lo necesite". En este sentido aseguró que muchos de ellos viven en estos momento hacinados, "con más de diez personas y varios matrimonios en una misma casa". Una situación, aportó, que "no se puede soportar". 
Dámaso Arteaga apostó porque los técnicos municipales, a partir del mes de septiembre, realicen las valoraciones oportunas para que la casa sea otorgada a alguna familia necesitada. Aunque no prometió que será dada a vecinos del barrio apostó porque se les de prioridad en todo momento.

Etiquetado en propiedad horizontal

Comentar este post