Cesación de actividades molestas e ilícitas

Publicado en por Vertical. Administración de Fincas

La acción de cesación se dirige a obtener una sentencia que condene al demandado a cesar en la conducta y a prohibir su reiteración futura. Asimismo, la acción podrá ejercerse para prohibir la realización de una conducta cuando esta haya finalizado al tiempo de ejercitar la acción, si existen indicios suficientes que hagan temer su reiteración de modo inmediato.

Para que prospere la acción de cesasión ejercida por la Comunidad de Propietarios es necesario el cumplimiento preceptivo de los siguientes requisitos:

  • Requerimiento fehaciente
  • Certificación del Acuerdo adoptado
  • Verificación de la actividad: Que no puede ser arbitraria sino de las comprendidas en el art. 7.2 L.P.H.

El quorum necesario para el éxito de la acción de cesación de actividad es de mayoría simple, no siendo necesario unanimidad o mayoría cualificada. 

Esta actividad debe estar prohibida expresamente en los Estatutos de la Comunidad de Propietarios.

Debe constituir una actividad dañosa para la finca, molesta, insalubre, peligrosa, ilícita, inmorale.

La concurrencia de alguna de estas actividades, permite, en el caso de que el Presidente de la Comunidad adopte una postura de dejación o desidia de sus obligaciones, que cualquier copropietario ejerza la acción oportuna si concurren los demás elementos objetivos.

Etiquetado en propiedad horizontal

Comentar este post