Breve glosario sobre la rehabilitación de edificios

Publicado en por Vertical. Administración de Fincas

A menudo, las Comunidades de Propietarios tienen la necesidad de acometer obras en sus edificios, para la reparación, mantenimiento o mejora de ellos.

Para que sepan qué hacer a la hora de afrontar esas obras, enumeramos los siguientes pasos a seguir:

  1. Redacción del Proyecto:
    Mediante la autorización en una junta de vecinos, se debe contratar justificadamente a un arquitecto con el fin de realizar un informe en el cual se identifiquen las deficiencias constructivas a reparar. El arquitecto redactará el proyecto exigible a las obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que alteren la configuración arquitectónica del edificio, total o parcialmente, que produzca una variación esencial de la composición general exterior, la volumetría o el conjunto del sistema estructural. Tanto el informe como el proyecto técnico, deben definir el alcance de las obras a realizar y la justificación técnica de las soluciones propuestas, de acuerdo con las especificaciones requeridas por la normativa aplicable, y establecer igualmente las instrucciones sobre el uso, la conservación, y el mantenimiento del edificio una ver terminadas las obras. Además del muy importante Plan de Seguridad y Salud, el proyecto debe también incluir una relación muy precisa de todas las partidas de obra perfectamente cuantificadas.
  2. Contratación de Empresa Constructora:La propiedad del inmueble debe solicitar ofertas a diferentes empresas constructoras, a los efectos de seleccionar aquella que considere más adecuada. Es conveniente que la propiedad se deje asesorar por su arquitecto, de esta manera la contratación se realizará de forma objetiva. No solo hay que basar la elección en la oferta económica; se recomienda exigir el aporte de referencias de otras obras similares ejecutadas.
  3. Ayudas y Subvenciones:
    Antes del inicio de las obras, deben gestionarse los trámites burocráticos de Solicitud de Apertura de Expediente General de Rehabilitación, que debe incluir la documentación general, presentada por el presidente de la comunidad de propietarios o el representante de la misma, para solicitar las ayudas y subvenciones. Concedidas las subvenciones, la resolución de la concesión autorizará el pago anticipado al inicio de las obras del 50% de las subvenciones reconocidas.
  4. Ejecución de las Obras:
    Después de obtener la correspondiente Licencia Urbanística Municipal, llega el momento de la ejecución de las obras. Es importante disponer de un arquitecto especializado en rehabilitaciones que vigile que los trabajos se realicen en plazo, con calidad y precios definidos en los documentos técnicos y en el contrato. Las modificaciones del proyecto original que puedan surgir, deben ser autorizadas por la propiedad y deben quedar debidamente documentadas e incorporadas al proyecto inicial.
  5. Fin de las Obras:
    El arquitecto que haya supervisado la ejecución, y si ésta se ha realizado conforme a la calidad requerida, debe realizar un informe de idoneidad y un acta de recepción y finalización de las obras. De esta manera la Comunidad de Propietarios podrá reclamar el 50% restante de las ayudas concebidas. El acta de recepción se adjuntará al Certificado Final de Obra suscrito por la dirección facultativa.

Etiquetado en propiedad horizontal

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post